El impacto de la genética: Por qué la miopía es hereditaria

La miopía, una condición ocular que causa visión borrosa de objetos distantes, se ha convertido en un problema de salud visual cada vez más común en todo el mundo. La investigación sobre las causas de la miopía ha revelado que tanto los factores ambientales como los genéticos juegan roles importantes en su desarrollo. Sin embargo, uno de los aspectos más fascinantes y significativos es el peso de la genética en la aparición de esta condición.

¿Qué es la miopía hereditaria?

También conocida como visión corta o corta visión, es una condición ocular en la cual los objetos cercanos se ven claramente, pero los objetos lejanos se perciben borrosos. La miopía es una enfermedad que afecta a un número significativo de personas en todo el mundo, y se ha observado que es hereditario en muchas familias, lo que significa que si uno de los padres tiene miopía, es probable que sus hijos también la desarrollen.

La miopía hereditaria se refiere específicamente a los casos en los que esta condición se transmite de padres a hijos a través de los genes. La genética juega un papel crucial en determinar si una persona desarrollará miopía, y entender cómo y por qué esto sucede es esencial para desarrollar estrategias de prevención y tratamiento.

Causas de la miopía

La miopía puede ser causada por varios factores, tanto genéticos como ambientales. Entre las causas más comunes se encuentran:

  • Genética: La miopía es hereditaria, lo que significa que los genes juegan un papel fundamental en su desarrollo. Los estudios han demostrado que si ambos padres tienen miopía, hay una mayor probabilidad de que sus hijos también la tengan. Esto se debe a que los genes responsables de la forma y el crecimiento del ojo pueden influir en la probabilidad de desarrollar miopía.
  • Factores ambientales: El estilo de vida y el entorno también pueden contribuir al desarrollo de la miopía. Factores como pasar mucho tiempo en actividades de visión cercana, como leer o usar dispositivos electrónicos, pueden aumentar el riesgo de desarrollar miopía. La falta de exposición a la luz natural también se ha asociado con un mayor riesgo de miopía.
  • Errores refractivos: La miopía ocurre cuando el ojo es demasiado largo o la córnea es demasiado curva, lo que hace que la luz se enfoque delante de la retina en lugar de directamente sobre ella. Esto puede ser resultado de factores genéticos y de desarrollo.

Genes que producen la miopía

Se han identificado varios genes que están asociados con el desarrollo de la miopía. Algunos de estos genes incluyen:

  • PAX6: Este gen es crucial para el desarrollo del ojo y se ha encontrado que variantes de este gen están asociadas con un mayor riesgo de miopía.
  • ZNF644: Este gen ha sido implicado en estudios de asociación genética como un contribuyente potencial a la miopía. Las variantes en ZNF644 pueden afectar el crecimiento y la forma del ojo.
  • RBFOX1: Otro gen identificado en estudios genéticos que puede influir en la susceptibilidad a la miopía.

Estos genes y otros juegan roles importantes en la regulación del crecimiento del ojo y la forma de la córnea, lo que puede llevar al desarrollo de la miopía si hay mutaciones o variantes genéticas específicas presentes.

Probabilidades de que la genética provoque miopía

Las probabilidades de desarrollar miopía debido a factores genéticos varían dependiendo de la historia familiar y la presencia de ciertos genes. Si ambos padres tienen miopía, las probabilidades de que sus hijos también la desarrollen pueden ser tan altas como el 60-70%. Incluso si sólo uno de los padres tiene miopía, el riesgo para los hijos sigue siendo significativamente mayor en comparación con aquellos cuyos padres no tienen miopía.

Además de los antecedentes familiares, la presencia de variantes genéticas específicas también puede aumentar el riesgo. Estudios genéticos han identificado múltiples loci en el genoma humano que están asociados con la miopía, lo que sugiere que es una enfermedad poligénica, donde múltiples genes contribuyen al riesgo total.

Consejos para evitar la miopía

Aunque la miopía es en gran medida hereditaria, hay ciertas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de desarrollar esta condición o para ralentizar su progresión:

  • Aumentar el tiempo al aire libre: La exposición a la luz natural ha demostrado tener un efecto protector contra el desarrollo de la miopía. Se recomienda pasar al menos dos horas al día al aire libre.
  • Reducir el tiempo de pantalla: Limitar el tiempo dedicado a actividades de visión cercana, como el uso de dispositivos electrónicos, puede ayudar a reducir el riesgo de miopía.
  • Descansos frecuentes: Al realizar actividades que requieren enfoque cercano, es importante tomar descansos regulares para relajar los ojos. La regla 20-20-20 (cada 20 minutos, mirar algo a 20 pies de distancia durante al menos 20 segundos) puede ser útil.
  • Revisiones oftalmológicas regulares: Las revisiones periódicas con un oftalmólogo pueden ayudar a detectar la miopía en etapas tempranas y proporcionar tratamientos adecuados para ralentizar su progresión.
  • Tratamientos especializados: En algunos casos, los tratamientos como la orto-k (lentes de contacto especiales que se usan durante la noche para remodelar la córnea) o el uso de atropina en gotas pueden ser recomendados para ralentizar la progresión de la miopía.

La miopía es una condición común que tiene un componente genético significativo. De este modo, saber por qué la miopía es hereditaria y qué factores contribuyen a su desarrollo es importante para poder tomar medidas preventivas y ofrecer tratamientos efectivos como la operación de miopía que ofrecemos en el Instituto Oftalmológico Tres Torres

Nuestra clínica cuenta con un equipo de oftalmólogos con amplia experiencia en cirugía refractiva para miopía, incluyendo procedimientos como LASIK y PRK, que han demostrado ser seguros y efectivos para corregir la miopía. Además, nuestras instalaciones están equipadas con tecnología avanzada, lo que garantiza diagnósticos precisos y tratamientos personalizados adaptados a las necesidades específicas de cada paciente. También ofrecemos opciones de financiación para que nada impida una mejora de tu calidad de vida.

Con un enfoque combinado de cambios en el estilo de vida y tratamientos médicos como los que hemos descrito, es posible reducir el impacto que tiene la miopía en tu día a día. 

Si estás pensando en someterte a una cirugía refractiva para no depender de las gafas o lentillas, contacta con nosotros y te informaremos:

Contacta con nosotros:

Instituto Oftamológico Tres Torres

Telf: 900 842 848

info@iott.orginfo@iott.org

IOTT_equipo_dr_emilio_juarez_escalona-300x300
IOTT
También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.

Ir al contenido