Desde el diagnóstico hasta la solución: Diferencias entre miopía y astigmatismo

La visión clara es fundamental para nuestra vida diaria, pero muchas personas experimentan problemas oculares que afectan su capacidad de ver correctamente. Dos de las condiciones más comunes son la miopía y el astigmatismo. A pesar de que ambas pueden causar visión borrosa, son distintas en su origen, síntomas y tratamiento

¿En qué consiste la miopía?

La miopía, es un problema de refracción del ojo. En términos simples, en que consiste la miopía es en la incapacidad de ver claramente los objetos lejanos, mientras que los objetos cercanos se ven con nitidez. Esta condición ocurre cuando el globo ocular es demasiado largo o la córnea es demasiado curva, lo que provoca que la luz que entra en el ojo se enfoque delante de la retina en lugar de hacerlo directamente sobre ella.

Los síntomas más comunes de la miopía incluyen la visión borrosa de objetos distantes, la necesidad de entrecerrar los ojos para ver mejor, y dolores de cabeza debido al esfuerzo visual. La miopía se diagnostica mediante un examen de la vista realizado por un oftalmólogo o un optometrista, que medirá la capacidad del ojo para enfocar la luz y determinará el grado de miopía.

Astigmatismo: ¿Afecta la visión de lejos o de cerca?

El astigmatismo es otra condición de refracción que se produce cuando la córnea o el cristalino tienen una forma irregular, lo que causa que la luz se enfoque en múltiples puntos en lugar de uno solo en la retina. Esto puede llevar a visión borrosa tanto de cerca como de lejos. 

Los síntomas del astigmatismo incluyen visión borrosa o distorsionada a cualquier distancia, dificultad para ver de noche, fatiga visual, y dolores de cabeza. Al igual que la miopía, el astigmatismo se diagnostica mediante un examen ocular completo que incluye pruebas de refracción y medidas de la curvatura de la córnea.

Diferencias entre miopía y astigmatismo: ¿Cuál es más grave?

Para entender las diferencias entre miopía y astigmatismo, es importante considerar cómo afectan cada una la visión. Mientras que la miopía causa una visión borrosa de los objetos distantes, el astigmatismo puede causar visión borrosa tanto de cerca como de lejos. Además, la miopía es generalmente una condición uniforme, donde la visión desdibujada ocurre de manera constante a distancias lejanas, mientras que el astigmatismo puede causar distorsiones en la visión debido a la forma irregular de la córnea.

En cuanto a cuál es más grave, esto depende de la severidad de cada condición y de cómo afecta la calidad de vida de la persona. Una miopía severa puede requerir el uso constante de gafas o lentes de contacto y puede aumentar el riesgo de otras complicaciones oculares, como el desprendimiento de retina. Por otro lado, el astigmatismo severo puede causar una distorsión significativa de la visión y fatiga visual.

En términos generales, ni la miopía ni el astigmatismo son «más graves» en sí mismos, pero cada uno presenta desafíos únicos que pueden variar en severidad de una persona a otra. La gravedad de ambas condiciones puede ser manejada eficazmente con corrección visual adecuada y, en algunos casos, con cirugía refractiva para miopía o para astigmatismo.

Qué pasa cuando se tiene miopía y astigmatismo juntos

No es raro que una persona tenga tanto miopía como astigmatismo al mismo tiempo. En estos casos, la visión puede ser particularmente complicada, ya que los problemas de enfoque debido a la miopía se combinan con las distorsiones causadas por el astigmatismo. Esto puede resultar en una visión extremadamente borrosa y distorsionada tanto de cerca como de lejos.

El tratamiento para quienes tienen ambas condiciones generalmente implica el uso de gafas o lentes de contacto diseñados para corregir tanto la miopía como el astigmatismo. Estos lentes tienen diferentes poderes refractivos en diferentes meridianos del ojo para corregir la forma irregular de la córnea y la longitud del globo ocular.

Además de las gafas y lentes de contacto, la cirugía refractiva para miopía y astigmatismo puede ser una opción viable. Procedimientos como LASIK y PRK pueden corregir ambos problemas al mismo tiempo al remodelar la córnea para mejorar el enfoque de la luz en la retina.

Ideas para entender cómo ve una persona con miopía y astigmatismo

Para comprender cómo ve una persona con miopía y astigmatismo, es útil imaginar cómo se distorsiona la luz al entrar en el ojo. En el caso de la miopía, la luz se enfoca delante de la retina, lo que hace que los objetos distantes se vean borrosos. En el caso del astigmatismo, la luz se enfoca en múltiples puntos debido a la forma irregular de la córnea, lo que causa visión desdibujada y distorsionada a todas las distancias.

Una persona con miopía y astigmatismo verá los objetos distantes borrosos y también experimentará distorsiones en la visión debido a la curvatura irregular de la córnea. Esto puede hacer que las líneas rectas aparezcan onduladas o inclinadas y que la visión sea menos nítida en general.

Para ilustrar esto, considera la diferencia entre mirar una fotografía clara y una imagen distorsionada. La persona con miopía ve una imagen borrosa a distancia, similar a una fotografía desenfocada. La persona con astigmatismo, por otro lado, ve una imagen distorsionada, donde las formas pueden parecer estiradas o curvadas. Cuando ambas condiciones están presentes, la combinación de borrosidad y distorsión puede ser bastante desafiante.

Tratamientos para la miopía y el astigmatismo

Afortunadamente, existen tratamientos efectivos para ambas condiciones. La corrección visual mediante gafas o lentes de contacto es el método más común y proporciona una solución rápida y eficaz. Los lentes para la miopía tienen una prescripción negativa que ayuda a enfocar la luz correctamente en la retina, mientras que los lentes para el astigmatismo tienen un diseño tórico que corrige la curvatura irregular de la córnea.

La cirugía refractiva, como LASIK y PRK, también es una opción popular. Estas cirugías utilizan un láser para remodelar la córnea y corregir la refracción de la luz, proporcionando una solución más permanente. La implantación de lentes intraoculares también puede ser una opción, especialmente para personas con alta miopía o astigmatismo severo.

Aunque la miopía y el astigmatismo son condiciones diferentes, ambas pueden afectar significativamente la visión. Desde el diagnóstico hasta la solución, en el Instituto Oftalmológico Tres Torres disponemos de múltiples opciones para corregir la miopía y el astigmatismo y permitir a las personas disfrutar de una vida sin la molestia de la visión borrosa. 

Si experimentas síntomas de miopía o astigmatismo, consulta con el Instituto Oftalmológico Tres Torres para una evaluación completa y explorar las mejores opciones de tratamiento para tus necesidades específicas.

Contacta con nosotros:

Instituto Oftamológico Tres Torres

Telf: 900 842 848

info@iott.orginfo@iott.org

IOTT_equipo_dr_emilio_juarez_escalona-300x300
IOTT
También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.

Ir al contenido