Di adiós a las gafas: Descubre a qué edad se puede operar la miopía

Para millones de personas, la corrección visual de la miopía mediante gafas o lentes de contacto se convierte en una necesidad diaria. Sin embargo, con los avances en la oftalmología, la cirugía refractiva ha surgido como una solución efectiva para reducir o eliminar la dependencia de estas ayudas visuales. 

¿Cuándo se puede operar la miopía?

La cirugía para corregir la miopía ha revolucionado el campo de la oftalmología, permitiendo a las personas mejorar su visión y reducir su dependencia de gafas y lentes de contacto. La edad mínima para considerar esta cirugía es generalmente a partir de los 18 años. A esta edad, los ojos suelen haber completado su desarrollo y estabilizado su graduación, lo cual es crucial para el éxito de la operación. Es importante que la prescripción de la visión haya sido estable por al menos uno o dos años antes de someterse a la cirugía.

La cirugía refractiva utiliza láseres avanzados para remodelar la córnea, la capa transparente en la parte frontal del ojo, de manera que la luz se enfoque correctamente en la retina. Existen varios tipos de cirugía refractiva, siendo el LASIK (Queratomileusis in situ asistida por láser) y el PRK (Queratectomía fotorrefractiva) los más comunes. Cada tipo de cirugía tiene sus indicaciones y se selecciona según las características específicas de cada paciente.

Cómo saber a qué edad te puedes operar de la vista

Determinar a qué edad te puedes operar de la vista depende de varios factores. El principal es la estabilidad de la visión. Si tu graduación ha cambiado en el último año, los oftalmólogos generalmente recomendarán esperar hasta que se estabilice. Esto suele ocurrir en la mayoría de las personas alrededor de los 18 a 21 años, pero puede variar.

Para evaluar si eres un buen candidato para la cirugía, los oftalmólogos realizarán una serie de pruebas oculares. Estas pruebas incluyen la medición de la agudeza visual, la curvatura y el grosor de la córnea, y la salud general del ojo, incluyendo la retina y el nervio óptico. Estas evaluaciones ayudan a determinar no solo si eres apto para la cirugía, sino también cuál es el procedimiento más adecuado para tu caso específico.

Además de la estabilidad de la visión, es importante considerar la salud ocular general. Condiciones como infecciones oculares, enfermedades de la córnea o problemas de la retina pueden afectar la idoneidad para la cirugía. Un oftalmólogo debe evaluar cuidadosamente todos estos factores antes de recomendar la cirugía.

¿Existe una edad máxima para operar la miopía?

No existe una edad máxima estricta para someterse a la cirugía de miopía, pero hay consideraciones importantes a tener en cuenta a medida que se envejece. La cirugía refractiva es generalmente segura para adultos jóvenes y de mediana edad. Sin embargo, a medida que las personas envejecen, pueden desarrollar otras condiciones oculares como cataratas, glaucoma o degeneración macular, que pueden influir en la decisión de realizar la cirugía.

Para los pacientes mayores, especialmente aquellos mayores de 40 años, los oftalmólogos pueden recomendar otros tipos de cirugía, como la implantación de lentes intraoculares (LIOs). Estas lentes se implantan dentro del ojo y pueden corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Las LIOs son una opción especialmente útil para personas que también están desarrollando cataratas, ya que la cirugía de cataratas implica la eliminación del cristalino natural y su reemplazo por una lente intraocular.

Aunque no hay una edad máxima estricta para la cirugía refractiva, la decisión se basa en la salud general del ojo y en la presencia de otras condiciones oculares. Un oftalmólogo experimentado puede ayudar a determinar la mejor opción para cada individuo.

A partir de cuántas dioptrías se puede operar la miopía

La elegibilidad para la cirugía de miopía también depende del grado de miopía, medido en dioptrías. Generalmente, la cirugía refractiva es más efectiva para corregir la miopía leve a moderada, que se define típicamente como una miopía de hasta -10 dioptrías. Sin embargo, los avances en la tecnología de láser han ampliado las posibilidades para tratar miopías más altas.

El LASIK y el PRK son efectivos para corregir miopías de hasta -6 a -8 dioptrías en muchos casos. Para aquellos con miopía más alta, la implantación de lentes intraoculares puede ser una mejor opción, ya que estas lentes pueden corregir una mayor cantidad de dioptrías sin alterar la estructura de la córnea.

Además de la cantidad de dioptrías, los oftalmólogos también consideran la forma y el grosor de la córnea. En casos de miopía muy alta, la córnea puede ser demasiado delgada para la cirugía LASIK, en cuyo caso el PRK o las lentes intraoculares pueden ser alternativas más seguras y efectivas.

Casos en los que no te puedes operar de la vista

Aunque la cirugía refractiva ha ayudado a muchas personas a mejorar su visión, no todos son candidatos adecuados para el procedimiento. Hay varios casos en los que no te puedes operar de la vista:

  • Edad inadecuada: Si eres menor de 18 años, es probable que tus ojos aún estén cambiando y no seas un buen candidato para la cirugía.
  • Cambios en la prescripción: Si tu graduación ha cambiado significativamente en el último año, los oftalmólogos recomendarán esperar hasta que tu visión se estabilice.
  • Condiciones oculares preexistentes: Enfermedades como el glaucoma, cataratas avanzadas, queratocono, infecciones oculares activas o inflamaciones pueden descalificarte para la cirugía.
  • Córneas delgadas o irregulares: La cirugía LASIK requiere una córnea suficientemente gruesa para evitar complicaciones. Si tus córneas son demasiado delgadas o tienen una forma irregular, podrías no ser un candidato adecuado.
  • Problemas de salud general: Condiciones sistémicas como enfermedades autoinmunes, diabetes no controlada o problemas de cicatrización pueden afectar la capacidad del ojo para sanar después de la cirugía.
  • Embarazo y lactancia: Durante el embarazo y la lactancia, los niveles hormonales pueden afectar la visión. Se recomienda esperar hasta después de este período para evaluar la estabilidad de la visión.

Como hemos visto, la cirugía refractiva ofrece una solución efectiva y duradera para la miopía, pero no es adecuada para todos. 

En el Instituto Oftalmológico Tres Torres evaluamos cuidadosamente los factores individuales, como la edad, la estabilidad de la visión y la salud ocular general, ya que son elementos clave para determinar la idoneidad para el procedimiento. 

Contacta con nosotros para obtener una evaluación completa, explorar las posibilidades que mejor se adapten a tus necesidades, analizar las opciones de financiación y tomar decisiones informadas para mejorar tu visión y calidad de vida.

Si estás pensando en someterte a una cirugía refractiva para miopía para no depender de las gafas o lentillas, contacta con nosotros y te informaremos:

Contacta con nosotros:

Instituto Oftamológico Tres Torres

Telf: 900 842 848

info@iott.orginfo@iott.org

IOTT_equipo_dr_emilio_juarez_escalona-300x300
IOTT
También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.

Ir al contenido